Revitalizar la Orden

En estos momentos escribo desde San José de Costa Rica, donde nos encontramos un grupo de escolapios invitados a participar del proceso de reestructuración y revitalización de la Orden, desde la propuesta de integración de diversas presencias para conformar una nueva demarcación constituida por las Escuelas Pías de Cuba, Costa Rica, Nicaragua, República Dominicana y Venezuela.

Sin duda, la invitación es un reto, y estoy convencido que parte desde la conciencia clara de reconocer las posibilidades que surgen de demarcaciones que han hecho un camino y marcado una senda. Nace esta propuesta desde la convicción de que somos demarcaciones ya adultas, capaces de encarnar la voluntad de Dios en la historia, desde unas coordenadas geográficas específicas, inmersos en culturas semejantes, capaces de proponer nuevos modelos de Escuela Pía para la Orden, y con la certeza de que Dios nos invita a marcar un nuevo hito histórico en la vivencia del carisma y la misión de San José de Calasanz hoy.

Hoy pudimos vislumbrar juntos la gran riqueza que supone la integración de una demarcación que sería, en un primer término, pluriministerial y pluricultural. La primera realidad que emerge es la de la multiplicidad en medio de la unidad; signo claro de la catolicidad de las Escuelas Pías. Son, desde una perspectiva muy personal, los grandes retos que se nos plantean:

– reconocer la riqueza de la variedad, lo cual tendrá vida en la medida en que reconozcamos que las formas de creación e impulso de las Escuelas Pías que han dado vida hasta hoy ya, tal vez, sean caducas.

– adentrarnos en nuevas formas de gestión, que hagan posible la unidad en la diversidad, el impulso de claves comunes en cinco países con grandes distancias geográficas y múltiples presencias.

revitalizar nuestra opción por los pobres: todos trabajando por ellos y favoreciendo que algunos puedan vivir con ellos, insertos en la realidad de marginación que viven numerosos miembros de nuestros países. Creo que esto ha sido lo más claro de nuestras presentaciones en el día de hoy, y nos abre a la esperanza de unas Escuelas Pías que responden a los desafíos de Latinoamérica en medio de una Iglesia Latinoamericana.

– redescubrir las nuevas formas sostener los numerosos proyectos sociales que manifiestan esta opción descrita.

potenciando el sujeto escolapio (colaboradores, Misión Compartida, Fraternidades y comunidades religiosas), con una clara opción preferencial por la opción a la Vida Religiosa y a la Fraternidad.

encarando el desafío de la geografía, reconociéndonos parte de un todo que no es sólo Caribe, ni sólo Centroamérica, ni sólo Suramérica… ¿universal, tal vez?

Bueno, una reflexión personal que comparto con quienes quieran tenerla en sus manos. Una reflexión que surge sólo del intento de poner orden a las propias ideas, y cariño a lo que hacemos. Que la Virgen de las Escuelas Pías nos acompañen en este camino, en este inicio del éxodo que nos lleva a la Tierra Prometida. Con la confianza de que obedecemos a la voz de Dios en medio de nuestra realidad.

Anuncios

2 Responses to Revitalizar la Orden

  1. José Robles D. dice:

    Muy bien Willi, gracias por compartir esta reflexión. El Dios de la vida, nos siga bendiciendo ahora más que nunca.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Revés de la masculinidad

Una aproximación psicoanalítica a la construcción subjetiva de lo masculino

Caminando 2.0

... un espacio para seguir dando pasos...

Escuela de Educadores Escolapios

Provincia de Centroamérica y Caribe

A %d blogueros les gusta esto: