Encorvados

Sí, Señor. En nuestra vida mantenemos, en muchos momentos, una actitud encorvada. Las personas encorvadas son las que, poco a poco, van perdiendo la centralidad en el horizonte, y van colocando su mirada en sí mismos, en su propio ombligo, en sus propios dramas. En tu Evangelio, nos hablas de aquella mujer que, por estar poseída por un espíritu maligno, permaneció 18 años sin horizontes, sin futuro, sin esperanzas, viéndose a sí misa si poder ir más allá de sus propias sensaciones.

Vivimos en una sociedad encorvada, que se desgarra y mata para no pasar por el dolor que implica enderezarse y ver hacia el horizonte. Nos sentimos cómodos viendo nuestros propios ombligos, sin reconocer en el otro presencia divina. Doblados ante el peso del dolor y de la soledad que busca aplastarnos y hundirnos en el fango de nuestras propias incoherencias que se muestras más poderosas que nuestra fe. Humillados por una sociedad que coloca como único valor el éxito y el placer, y convierte en tabú el dolor y la muerte, como si no fueran parte de la vida misma. Sometidos por esos espíritus que nos llevan a creer en la “autoayuda”, la “autorrealización”, la “autocompasión”, y en toda esa basura barata que desde el “auto” busca revolcarnos y ensalzarnos en nuestro propio egoísmo.

Seguimos esperando, Señor, en la puerta del Templo, una palabra tuya que nos sane, que nos enderece, que nos devuelva nuestro fin último, que nos permita salir de nosotros mismos. Una palabra que nos permita contemplar la inmensidad del horizonte que se abre ante nuestros ojos cada mañana, que nos transforme en hombres y mujeres nuevos, en seguidores y discípulos.

¡Señor, endereza nuestro camino!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Revés de la masculinidad

Una aproximación psicoanalítica a la construcción subjetiva de lo masculino

Caminando 2.0

... un espacio para seguir dando pasos...

Escuela de Educadores Escolapios

Provincia de Centroamérica y Caribe

A %d blogueros les gusta esto: