Mientras Jesús va de camino a Jerusalén…

ImagenMientras Jesús va de camino a Jerusalén, donde se desarrollarán los “últimos” acontecimiento de su vida (Pasión, Muerte y Resurrección), el Evangelio de Lucas nos coloca delante de ese momento en el cual el Hijo de Dios se encuentra con diversos personajes, unidos por el deseo de seguir a Jesús, pero confrontados con la ausencia de libertad y sus propias inconsistencias existenciales.

En este texto se presentan tres personajes, que según mi parecer, son una pequeña muestra de la originalidad con la cual el Señor nos llama a cada uno. Cada uno de ellos puede, sin embargo, revelarnos diversos aspectos que pueden iluminar nuestro propio camino de seguimiento.

El primer personaje que nos presenta Lucas carece de la suficiente conciencia para hallar lo que implica el seguimiento. Parece no conocer el destino final del camino iniciado por Jesús hacia Jerusalén. El joven parte desde la voluntad y el deseo que anidan profundamente en su corazón, pero parece carecer del realismo necesario para poder iniciar el sendero. Jesús no le engaña con discursos “atractivos”; al Señor no le interesa “llenarse” de seguidores, sino la autenticidad para quienes lo siguen y de quienes le siguen. Como vemos, la autenticidad tiene el punto de partida en Jesús, no en el discípulo. Sólo “reconociendo” la autoridad y claridad del Señor, podremos reconocer nuestras limitaciones y hacer el recorrido.

Los otros dos personajes representan, a mi modo de ver, lo complejo del camino de Jesús. Entre el seguimiento y los afectos hay contraposiciones; la libertad afectiva es punto de partida y punto de llegada en este sendero. A Jesús sólo puede seguírsele si hay una conciencia clara de la libertad que generará este seguimiento. Si no es así, se darán, según el Evangelio, dos posibilidades:

– la conciencia de la muerte, que paraliza y aliena al ser humano. La muerte como destino último de la vida, como lo esperado, lo padecido, lo sufrido, y en consecuencia, lo deshumanizante y el gran absurdo de la vida. No se reconoce a la muerte, por tanto, como un paso, sino como un catastrófico absoluto. En esta lógica, la muerte relativiza la vida, quitándole su sentido absoluto. En esta conciencia radica el seguimiento de aquellos “creyentes” que han perdido la esperanza, se “acoplan” a los valores de hoy, no encuentran la vida como el lugar teológico donde Dios se revela, buscan pequeñas “seguridades”, convierten los objetos,  los logros, las situaciones en el punto central de su existencia, sin darse cuenta que viven en panteones y pierden su vida en medio de brillantes cementerios.

– la conciencia de abandono, que mantiene vivo en el corazón lo que paraliza al creyente. Es la de aquellos creyentes que se debaten constantemente entre el seguimiento y sus carencias y debilidades, que buscan mantener vivo en el corazón lo que, por opción, ha sido abandonado. Es la realidad de muchos que, después de un pequeño o largo camino, mantienen vivo lo que debió morir, resistiéndose al necesario duelo. Como vemos en el Evangelio, es una condición de la cual sólo puede concluirse la ausencia de aptitud, sin posibilidades reales de continuar el camino. Es la condición de muchos creyentes que llevan una vida paralela, que buscan adecuar valores contrarios al Evangelio con la vida, evitan el conflicto que genera la fe y su centralidad en la existencia humana, y terminan viviendo desde lo “abandonado”

“Señor, que podamos seguirte sin condiciones, que podamos asumir con valentía las consecuencias del seguimiento, y que podamos comprometernos con la libertad que genera ir tras de tus huellas”

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Revés de la masculinidad

Una aproximación psicoanalítica a la construcción subjetiva de lo masculino

Caminando 2.0

... un espacio para seguir dando pasos...

Escuela de Educadores Escolapios

Provincia de Centroamérica y Caribe

A %d blogueros les gusta esto: