“Tú sabes que lo hemos dejado todo…” (Mc. 10,28)

4 marzo, 2014

Jesús y Pedro se encuentran, en uno de esos momentos álgidos que caracterizaron la relación de Jesús con sus discípulos. Era para ellos difícil comprender la magnitud de la obra de Jesús; y era difícil para Jesús evidenciar la poca capacidad que tenían sus discípulos para interpretar los numerosos signos y señales que iba realizando en medio de ellos.

En uno de esos encuentros, Pedro le reclama a Jesús: “Tú sabes que lo hemos dejado todo, y te hemos seguido” Pedro quiere hacerle ver al Maestro la totalidad de entrega a la causa del Reino. Pedro se sabe ya despojado de todo; una exigencia más de Jesús puede parecer inverosímil. Sin embargo, Jesús le convence de que el abandono por la causa del Reino se convierte en ganancia. ¡Cuán difícil es reconocer nuestra necesidad de dejarlo todo! ¡Cuántas veces nos vamos llenando de afectos desordenados, de objetos, de poder, de ideas, de juicios de valor, de sentimientos, en una reconquista latente de lo dejado!

Sin duda alguna, la promesa de Jesús aún está por realizarse. La promesa de Jesús, aunque multiplica por cientos lo relegado, implica de parte del discípulo una actitud ascética, a la que poco estamos dispuestos en una sociedad de consumo. Preferimos los “ajos y cebollas” de la esclavitud, porque nos satisfacen y complementan, pero van erosionando el corazón y la vida.

Estamos delante de una generación cristiana hartos de todo, altamente complacida en los valores del poder, del consumo, de las relaciones compensatorias, de las ideologías deshumanizantes, sin capacidad de abandonarlo todo y seguir a Jesús de Nazaret.

“Conozco tu conducta: no eres ni frío ni caliente. ¡Ojalá fueras frío o caliente!
Ahora bien, puesto que eres tibio, y no frío ni caliente, voy a vomitarte de mi boca.
Tú dices: “Soy rico; me he enriquecido; nada me falta”. Y no te das cuenta de que eres un desgraciado, digno de compasión, pobre, ciego y desnudo.
Te aconsejo que me compres oro acrisolado al fuego para que te enriquezcas, vestidos blancos para que te cubras, y no quede al descubierto la vergüenza de tu desnudez, y un colirio para que te des en los ojos y recobres la vista.
Yo a los que amo, los reprendo y corrijo. = Sé, pues, ferviente y arrepiéntete.” (Ap. 3,15)


Evangelio del día (14/07/2013)

11 julio, 2013

BuenSamaritano


Buscan apedrearte… Inspiración desde el Evangelio de Juan

21 marzo, 2013

Buscan apedrearte quienes no comprenden tu misión en este mundo, Jesús.

Buscan apedrearte quienes se creen dueños de la verdad, y la convierten en un arma para destruir a otros.

Buscan apedrearte quienes creen que ya han sido salvados por pertenecer a una institución, a un grupo de “elegidos”, y condenan al pecador.

Buscan apedrearte en una infinitud de mujeres a las que se les pisotea su dignidad día a día.

Buscan apedrearte quienes toman el poder y quieren usurparte.

Buscan apedrearte quienes, con indiferencia, ven la violencia como una forma de vida imposible de transformar.

Buscan apedrearte quienes no han encontrado en Ti al Hijo, al elegido.

Buscan apedrearte los fariseos de turno, que condenan y señalan, y no son capaces de ver su falta de autenticidad.

Buscan apedrearte quienes piensan que son otros los que te juzgan, y no se reconocen entre los que han lanzado ya la primera piedra.

Buscan apedrearte quienes te sustituyen por imágenes falsas, y le colocan tu nombre.

Buscan apedrearte quienes viven de los demás, considerando esto una forma natural de vivir en sociedad.

Buscan apedrearte quienes convierten la religión en status y poder.

Buscan apedrearte quienes mantienen sus ojos cerrados ante la miseria de tantos.

Buscan apedrearte, Señor, buscan apedrearte


Sí, es necesario…

21 enero, 2013

Caminando en medio de grandes hoteles y casinos de una parte hermosa de Santo Domingo, adornados por el Mar Caribe que hace de un majestuoso telón de fondo; en medio de calles solitarias por ser un día feriado; me encontré, también caminando por las aceras, a un niño que me ofrecía limpiarme los zapatos por unos cuantos pesos. Sólo le dije que tenía zapatos deportivos, y que, en consecuencia, no podía limpiarlos.

Su mirada y su gesto fue lo que permitió terminar de convencerme de que hoy, más de nunca, el carisma de Calasanz sigue vivo, esperando de nuestra nueva Provincia respuestas audaces ante la pobreza de nuestros niños. Algunos mencionan las grandes dificultades que nos plantea ser cinco países distantes y diferentes; sin embargo, yo sólo veo una realidad que nos une y nos acerca: miles de niños que siguen, aún hoy, limpiando zapatos para poder vivir.

Calasanz nos guíe, María nos acompañe, Jesús sea el centro de nuestras vidas.

 


Poco a poco…

10 septiembre, 2012

Poco a poco vamos incorporándonos al nuevo año escolar. Los jóvenes de la Casa de Formación van llegando, y con ellos la alegría y la vida de la comunidad. Van haciéndose presente las diversas responsabilidades, vamos asentando la comunidad y, con ilusión, vamos asumiendo las tareas y los retos que representa para todos el nuevo año escolar.

En las manos de María, Virgen de Coromoto, patrona de nuestra comunidad, de quien celebraremos mañana su fiesta, iniciamos con entusiasmo este año escolar. ¡Escolapios, multiplicando vida!


Impotencia

2 septiembre, 2012

No sé cuáles pueden ser los sustantivos que en estos momentos describan nuestros sentimientos. Ayer recibía la noticia de la muerte brutal de Franger Mambel, un joven conocido por toda la comunidad de Cerro Gordo, el Trompillo, Barquisimeto, donde tuve el gran gusto de trabajar durante unos años. Apenas hoy es que puedo comenzar a digerir los sentimientos que nacen de la realidad. Sí, Franger, después de diez días de desaparecido, junto a Jhonder y Edson, fuiste encontrado en avanzado estado de descomposición, en una vieja carretera que comunica   a Barquisimeto con Carora. Sí, asumamos la verdad…. están muertos… fueron asesinados.

Sólo escribirlo me causa conmoción, rabia, dolor, impotencia, frustración… Una vez más, una maldita vez más, la violencia, el terror y la muerte injusta toman la escena de la realidad. Las imágenes que nos colocan los medios informativos son terroríficas; la gente de nuestra comunidad de la parroquia del Trompillo, en plena calle, protestando por el reclamo de un derecho humano fundamental que debe estar garantizado por los organismos públicos. Sí,… “debe”. Pero no me cabe duda que, tal como me decía una sabia hermana… “la violencia y el terror no son un problema; son una política de Estado, una manera de llevar el país, una forma de ejercer el control social”….

Señor, no sé si ya caben en una hoja de papel los nombres de todas las personas cercanas cuya vida ha sido arrebatada por la violencia. Son tantos, no sé cuántas líneas podría llenar… Pero sé que mi dolor y mi rabia no se comparan con la impotencia y el miedo de quienes ven a sus hijos, a sus seres queridos, en una noticia en el cuerpo de sucesos.

Son tan encontrados los sentimientos que ni siquiera me he atrevido a comunicarme con una familia que durante mi vida en Barquisimeto fue un ejemplo único de entrega a la comunidad cristiana, a la vida de la Iglesia, a la vida de fe… y hoy ven a Franger y a quienes le acompañaban en un cajón mortuorio. Desde este breve espacio, sólo quiero decirles que les acompaño en el dolor, aunque no se puede nunca comparar el que ahora sienten ellos al que yo ahora vivo. Desde la lejanía geográfica, pero con mi corazón en mi amado Trompillo, espero que la fe, que tantas veces celebramos juntos, sea la que pueda darles la fuerza para continuar viviendo, a pesar de que todo pareciese perder sentido…

Y a ti, Franger, con quien compartí importantes momentos, sólo tú y yo sabremos lo profundo que fueron nuestros diálogos. Supe de tus miedos y tus angustias, de tus deseos de vivir y de dar lo mejor de ti, de ser un buen hijo y un buen hermano. Te conocí… tuve la dicha de conocerte. Sé que hoy, desde el cielo, después de esos minutos de terror que cerraron tus ojos para siempre en esta vida, estás acompañándonos, y pidiendo a Dios y a la Virgen por todos los jóvenes de nuestro país, por la erradicación de la violencia, por la  paz de nuestro pueblo. Un abrazo,… que Dios te bendiga.


Obrar por puro amor del Señor

25 agosto, 2011

Obrar por puro amor del Señor.


Revés de la masculinidad

Una aproximación psicoanalítica a la construcción subjetiva de lo masculino

Caminando 2.0

... un espacio para seguir dando pasos...

Escuela de Educadores Escolapios

Provincia de Centroamérica y Caribe