Hombres al dente (Mine Vaganti): ¿apología a la cultura gay?

30 agosto, 2012

“Hombres al dente” es el título que tomó en Latinoamérica la película “Mine Vaganti” realizada en el año 2011 por el conocido director turco-italiano Ferzan Ozpetek. Para quienes conocen su trayectoria y algunas de sus anteriores creaciones, no es difícil suponer que la sexualidad será uno de los componentes fundamentales de esta obra.

La trama de esta creación se centra en una familia que alcanza una “buena posición” social y económica, gracias a los esfuerzos de anteriores generaciones, desgastadas, sin embargo, por un “corsé” de valores que les han llevado a vivir en silencio sus propios sentimientos. En el contexto familiar descrito el director, declarado en la vida real abiertamente como homosexual, plantea  el dilema de dos hermanos que han vivido las heridas de una familia arraigada en sus tradiciones, principios y valores, y ahora buscan la manera de desgarrarse de todo un lastre que, según sienten, les lleva a dejar de ser ellos mismos y a vivir abiertamente su orientación homofílica.

La lucha de ambos hermanos, hijos de una familia que los acoraza y juzga su orientación sexual es, tal como parece plantearlo Ozpetek, la tensión existente entre una generación que ha vivido desde estructuras tradicionales y otra que enfatiza, por encima de cualquier valor o convicción, sus propias sensaciones, sus propias relaciones y su manera de comprender la vida. La existencia de ambos personajes centrales está marcada por la ausencia de referencias exteriores que les permitan crear raíces en una sociedad que, según parece, aprende a acomodarse al “motu propio”, al “dejar hacer”, al lenguaje de la “tolerancia”…

“Hombres al dente” no es, en consecuencia, una apología a la nueva cultura que busca imponer la homosexualización de la sociedad como paradigma del ser humano y de sus relaciones, aunque ésta pudiese ser, tal vez, la intención de su autor. Aunque la homosexualidad es una característica de sus personajes, y aparece como telón de fondo, el drama coloca en tela de juicio la tensión entre una sociedad que sigue arraigada en la tradición como base fundamental de la sociedad y la que comprende la vida desde su propio fuero interno. No es, entonces, una lucha entre la homosexualización de la sociedad versus la homofobia manifiesta. Es la lucha entre tradición y ruptura; entre relaciones institucionalizadas y relaciones funcionales.

En definitiva, la película nos pone delante a una generación que goza de bienestar, que busca escapar de su pasado para poder vivir el presente, sin terminar de reconocer en su forma de vida la continuidad desde lo opuesto. Nos permite ver la tendencia hacia lo “light”, hacia la ausencia de compromisos estables, a la una libertad sin mayor referencias que las propias sensaciones y orientaciones del individuo.


Revés de la masculinidad

Una aproximación psicoanalítica a la construcción subjetiva de lo masculino

Caminando 2.0

... un espacio para seguir dando pasos...

Escuela de Educadores Escolapios

Provincia de Centroamérica y Caribe