“El día que me quieras” y los dos mitos: Carlos Gardel y el comunismo

25 agosto, 2013

Una breve reseña realizada por el Miami Herald por Olga Connor, cuando esta obra venezolana fue presentada en el año 2007 en el Festival de MIami, que habla del drama de un país. Cabrujas, con su visión futurista, retrata en los años ’70 la realidad de Venezuela y sus habitantes representada en la familia Ancízar, en quienes habita el sueño socialista y la ilusión mesiánica de quienes han alcanzado la fama.

“Hay aduanas, María Luisa. Si las hay aquí, en esta equivocación de la historia, ¿cómo no la va a haber en la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas?”… (Pío Miranda)

“Una pieza hilarante y patética” (Olga Connor)

Para acceder al artículo, haga click aquí

Anuncios

Jazmines en el Lídice

28 julio, 2013

Meche… la tristeza te engaña, haciéndote creer que hace seis años se acabó la vida, la felicidad, la humanidad…

Aída… la mujer que sueña con salir del barrio, se hace extraña a él, pero no de ser parte de ese mundo insólito de relaciones que nos atrapan como una red a nuestro terruño…

Anabel… tu fortaleza es la máxima expresión de tu debilidad…

Dayana… das vida a tu niño asesinado aferrándote a la niñez perdida, a la inocencia dejada en el tiempo….

Yoli… entre tus santos y el alcohol, buscas ahogar el dolor y las preguntas que surgen ante el absurdo de la violencia que te arrebató lo más preciado….

Sandra… has muerto, has perdido la vida, has entumecido tus huesos que ya no bailan, y tu corazón que ya no sienten…

Todas ustedes han sido víctimas, a pesar de esa culpabilidad que les acompaña desde hace seis años, cuando sus hijos fueron acribillados. Hoy, en el aniversario de vida de Dayana, sólo la muerte parece tener la última palabra, y la existencia se eterniza dando giros intolerables ante el mal. Allí, en ese barrio del Lídice, cuyo nombre conmemora paradójicamente la masacre de 1942…

En la historia, seis mujeres que han perdido a sus seres queridos se reúnen para un cumpleaños y para hablar del recuerdo | FOTO Leonardo Guzmán

Hoy, Lídice, es lugar de muerte y de resignación. Es lugar donde se existe, pero no se vive; se sueña con el temor de encontrarse con la realidad; se grita, aunque lo verdaderamente dicho sea incomprensible.

En un pais donde nuestros jóvenes mueren por la violencia, no nos queda más que reconocer que

“en la tierra donde mueren nuestros hijos, es la tierra donde nacen las flores”

Organización Esperanza Venezuela

 


Review de teatro: Vino La Reina

22 marzo, 2013

Review de teatro: Vino La Reina.


“Soledad” (Compañía Teatral Álamo, México)

1 noviembre, 2012

Una representación teatral que busca poner en evidencia los riesgos de la violencia doméstica. Para verla, haz click sobre la imagen. Y recuerda: si eres víctima de la violencia de género, no dejes de denunciar. ¡Nuestros niños, niñas y adolescentes quieren vivir!


“El matrimonio de Bette y Boo”

28 octubre, 2012

image

Próximamente el Grupo Actoral 80 estará presentando esta obra, original de los años iniciales del grupo, con un renovado elenco… Esperamos que sea para todos una rica experiencia, que nos permita encontrarnos con la raíz del arte escénico. ¡Enhorabuena!


“Mientras te olvido”: entre la ideología y la existencia

27 agosto, 2012

“Existe otra manifestación del exilio ubicada en la lejanía del afecto, en el desafuero emocional, en el extrañamiento de la persona amada. Ambos son muy duros y a menudo viajan juntos…                                    Alfonso Molina (agosto 2012)

            Pocas veces tenemos la impresión de encontrarnos con una obra artística que proyecte la intimidad de una familia cuya existencia ha estado determinada por los conflictos políticos y sociales. Sin embargo, “Mientras te olvido” (Andrés Correa, 2009) revela la relación profunda que existe entre el acontecer político y social, las convicciones y valores de cada ser humano, y la vivencia de los vínculos familiares. Revela una trama que permite acercarnos al núcleo de la vida misma, despoja la realidad de toda fantasía, nos sumerge en la intimidad de sus personajes para hacer emerger nuestra propia verdad como pueblo, como ciudadanos, como padres, madres, hermanos e hijos.

            Cada personaje de la trama revela una historia, un presente y un futuro. Celia (Carmen Álvarez) expresa la amplia vida recorrida en el exilio, con las profundas cicatrices que deja una historia marcada por el abandono y de desaprobación. En sus sentimientos, la resentida mujer se refugia en la vida de su hijo Oliver, quien representa la vida no vivida, el éxito no alcanzado, la encarnación del valor supremo de una sociedad consumista alejada de todo ideal trascendente.

“Montoya” (Alberto Alifa) revela al hombre de altos ideales, de profundas convicciones y valores humanos, que pone su esperanza vital en el sacrificio por la patria. Este hombre ensombrecido revela, por un lado, la valentía de quien se sacrifica por los grandes valores humanos, y en contradicción consigo mismo, la incapacidad de comprender la existencia como la aceptación constante de la vida en las circunstancias en las que nos corresponde ser, y como la habilidad de transformarlas. Aunque su existencia está vinculada al resentimiento y a las heridas de Celia, no deja de ser un personaje vivo y determinante de las opciones y experiencias vividas de su cónyuge. En definitiva, su lucha por la justicia y la libertad le llevarán a desconocer la vida y la existencia como su condición de posibilidad.

Ermenegilda (Francis Romero) es la mujer sencilla y soñadora, víctima de la soledad y del desarraigo de quien es puesta en una lancha para huir de las condiciones infrahumanas que vive una familia víctima de la ideologización de la sociedad. Ella sueña, en medio de plumeros y trapos de limpieza, con rencontrarse con sus raíces, con sus parientes, con su verdad y con la fuente de la vida misma; con dejar de ser lo que ahora es para poder ser lo que ha debido ser desde el principio. La mujer sencilla, alegre y nostálgica refleja el último eslabón de la trama que constituye en la vida real la tensión entre la ideología y la sobrevivencia.

En conclusión, “Mientras te olvido” es una obra dirigida a quienes desean acercarse a la realidad del exilio, del dolor de la separación, de la ideologización de la existencia.


La Isla de los esclavos…

9 abril, 2011

Producción de Baubo SCCL

A ver qué tal este montaje de grado…. “Señores y criados se despojan de sus prejuicios y rencores ante el inconmensurable peso de la realidad, al darse cuenta de que no son ni más ni menos distintos que sus vecinos. Uneartes. Sala de Conciertos. Jueves, viernes y sábados 7:00 p.m. Domingos 6:00 p.m.” (tomado de El Universal)…

Un clásico de Marivaux (1725) difícil de llevar a las tablas… Espero tener la oportunidad de ver esta presentación hecha por los graduandos de UNEARTES…


Revés de la masculinidad

Una aproximación psicoanalítica a la construcción subjetiva de lo masculino

Caminando 2.0

... un espacio para seguir dando pasos...

Escuela de Educadores Escolapios

Provincia de Centroamérica y Caribe